Tendencias, retos y oportunidades de la sostenibilidad para una industria de los viajes y la hospitalidad más responsable con el entorno ambiental y cultural de los destinos. Blog sobre hoteles verdes y turismo sostenible.

sábado, 4 de junio de 2016

Los retos del Turismo en la Agenda para un Desarrollo Sostenible 2030

Ya hace bastantes años que el turismo se ha convertido en la principal industria global, con crecimientos superiores al 4% anual en la última década. Según el último Barómetro OMT del Turismo Mundial, en 2015 se registraron casi 1.200 millones de llegadas de turistas internacionales, cifra que se prevé siga incrementándose en 2016 y años venideros.

Con ese ingente número de personas viajando por casi todos los rincones del planeta, es evidente que la actividad turística genera importantes impactos positivos y tractores de la economía de muchas regiones en todo el mundo, en términos de generación de riqueza y creación de empleo.
Pero también lo es que el turismo ejerce una fuerte presión sobre el consumo de recursos naturales, los ecosistemas y la biodiversidad, siendo además el causante de más de un 5% de las emisiones que provocan los inquietantes cambios climáticos que pueden alterar el planeta de modo irreversible. Y no menos destacables son los impactos sobre las estructuras sociales en las comunidades que apuestan por el turismo como motor de desarrollo y aliviación de la pobreza en los países emergentes y en desarrollo.

Con este panorama, podemos inferir fácilmente que es esencial que los gobiernos y las comunidades deban otorgarle un rol protagonista a la industria turística en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. No sólo por sus impactos multidimensionales sobre las economías, las sociedades y el medio ambiente a escala global.  

Sino sobre todo por la capacidad que tiene la llamada industria de la hospitalidad de revertir cambios ecosistémicos, de abrir la conciencia a otras culturas y otros escenarios para mejorar la comprensión ética del mundo en que vivimos, de dedicar esfuerzos a la preservación y valorización del patrimonio material e inmaterial de la humanidad, de los paisajes y la biodiversidad. 

A fin de cuentas, nuestro entorno, nuestro οἶκος*, el conjunto de factores históricos, culturales y socioambientales que nos rodean, son los recursos y la base de cualquier desarrollo turístico. 

Como otro hito más en los esfuerzos de la comunidad internacional a favor de la sostenibilidad, los Estados Miembros de la ONU aprobaron en 2015 la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un ambicioso plan de acción mundial que integra las dimensiones económica, social y ambiental y se resume en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales se despliegan en hasta 169 metas concretas para intentar poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático en las primeras décadas del siglo XXI. Y es en ese nuevo marco de la Agenda 2030 en el que denominado turismo sostenible aparece expresamente vinculado con los siguientes objetivos:
  • ODS 8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
  • ODS 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.
  • ODS 14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible
De ahí que la Organización Mundial de Turismo (OMT) esté trabajando con todos los actores involucrados en diferentes estrategias de acción para poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree empleo y promueva la cultura y los productos locales, incluyendo los instrumentos de seguimiento y monitoreo de la contribución de la actividad turística a la sostenibilidad local y global.
Una de estas acciones fue el acuerdo de la OMT con la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas para la creación en FITUR 2016 del grupo de trabajo “Turismo responsable: un compromiso de todos”, cuyo objetivo es difundir y promover colaborativamente las buenas prácticas de turismo sostenible y la contribución a los ODS de ambas entidades y de algunas de las más importantes organizaciones de las empresas del sector turístico de España. Un grupo de trabajo en el que tenemos el honor de participar activamente desde Formagrupo.
En nuestra compañía creemos que el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible por parte de la industria turística requiere de sólidos compromisos, pero también de actuaciones concretas para responder a la problemática local y global a la vez que incrementar la competitividad del turismo y su sostenibilidad a largo plazo. El paradigma del “turismo sostenible” no es algo nuevo para Formagrupo; llevamos creyendo, apostando y “apostolando” por él desde hace más de una década, tanto en España como en América Latina.
Y lo seguiremos haciendo, en estos tiempos de tweetswikissocialmedia y selfies en los que parece que ya todos saben lo que es la “sostenibilidad” y cada viajero es un viajero responsable. Nada más lejos de la realidad, hay mucho trabajo por hacer todavía. En particular a través de la sensibilización, de la formación y el desarrollo de personas (tanto de las que hacen parte como profesionales del sector como de todos nosotros como pasajeros, turistas o huéspedes que somos con frecuencia), de la transferencia de conocimientos y experiencias entre empresas y el sector público. Actividades todas ellas donde hemos demostrado a través de diferentes casos de éxito nuestra capacidad para fortalecer alianzas y crear valor compartido para la industria y los destinos.
Porque creemos que un turismo verdaderamente sostenible y responsable tendrá impactos muy positivos en el sueño de la consecución de no sólo tres, sino de TODOS los objetivos de desarrollo sostenible antes enunciados. La ecuación no es más que simple socioecología.
Pero todo dependerá de la voluntad, de las capacidades y de las habilidades de todos los que nos sentimos involucrados en el desarrollo turístico para integrar en la agenda de trabajo público-privada los que consideramos que siguen siendo los retos para un turismo sostenible en la aldea global. Retos que transformar en oportunidades competitivas para un sector que tiene un peso específico trascendental para nuestras economías. Tan sólo por enumerar algunos, retos (u oportunidades de crear valor sostenible) como éstos:
  • Seguir incentivando la sensibilización de los viajeros y turistas para que la sostenibilidad sea cada vez más un atributo de valor en sus decisiones, a la vez que concienciar de la importancia de sus conductas responsables en los destinos.
  • Promover el desarrollo de acciones y herramientas de capacitación de todos los prestadores turísticos para una mejor comprensión y aplicación de las prácticas ambiental y socialmente responsables en sus actividades, productos y servicios.
  • Contribuir mediantes esas prácticas responsables a la conservación de los ecosistemas naturales y humanizados que puedan verse afectados por una deficiente planificación o gestión de las actividades turísticas.
  • Mejorar la ecoeficiencia energética y en el uso de los recursos y aplicar herramientas de medición de su huella climática y socioecológica.
  • Construir alianzas cooperativas entre los actores de los destinos más sensibles (urbanos, destinos de naturaleza, turismo rural) para integrar la sostenibilidad en la cadena de valor de sus productos turísticos.
  • Extender los modelos de gestión sostenible diferenciadores, para que el mercado sepa reconocer y apreciar a las empresas y destinos turísticos que demuestren sus avances en responsabilidad social a través de indicadores.
  • Optimizar el uso de las nuevas tecnologías en la optimización de procesos, la comunicación y el marketing de lo que es la sostenibilidad turística y la construcción de destinos más inteligentes.
Que todo sea por un turismo eco-consciente, responsable, inclusivo. Más ético y respetuoso con la ecosfera a la que pertenecemos, con nuestra casa común, el planeta. 
Para que dejemos de ponerle adjetivos y sea sólo TURISMO, el mejor modo de disfrutar de la vida que tienen los humanos a la vez que crecen y se enriquecen como personas.
Jorge Vallina Crespo
Director de Sostenibilidad y Turismo de FORMAGRUPO
@jorgevallina

miércoles, 2 de marzo de 2016

Cómo crear valor sostenible para la industria del turismo

Playa de Brazomar, Castro Urdiales (Cantabria, España)
Nos tildaron de prestar atención a cuestiones que no formaban parte del "core business" del negocio turístico, y sí más de la ecología o la ética, cuando intentábamos ya hace bastantes-muchos años (y seguimos intentando) sensibilizar a los empresarios turísticos de la necesaria atención a los intereses, expectativas y preocupaciones ambientales y sociales de los viajeros del siglo XXI (además de sus nuevos modos de interactuar con el destino -lugares, recursos, hospitalidad-, para siempre ya sociales, interactivos y tecnológicos). 

Hoy ya no podemos hablar de que la "sostenibilidad" (en un sentido amplio y mejor sin citar ese ambiguo término) es una tendencia ni una moda, sino que debiera estar en el centro de la estrategia de negocio, posicionamiento y marketing de cualquier destino, operador, alojamiento o empresa de servicios turísticos que aspire a ser competitiva y rentable. 

El estudio de mercado realizado a finales de 2015 por el Center for Responsible Travel (CREST) es muy revelador al respecto. Podéis consultarlo en el siguiente enlace:

Eso sí, se requiere aún mucha formación y capacitación del sector turístico, saber innovar y gestionar el cambio, para atraer y fidelizar a esos viajeros eco-responsables (que cada vez somos más...) entre tanta oferta global, para interiorizar lo que podríamos llamar social-green management y social-green marketing y no caer en el simple "green tourism washing"...

miércoles, 29 de octubre de 2014

Asturias, paraíso natural

Os comparto aquí la última y excelente publicación de Turismo Asturias sobre nuestra maravillosa naturaleza, con muchos lugares y sendas que visitar y recorrer en el paraíso natural.